entradas

¡Único! Aquí les clientes preparan sus propios colores

María Carmen Sancho, calígrafa y ex alumna del taller, trajo unos linos preciosos para estampar cojines, paños de cocina y bolsas de pan, que piensa vender en Navidades. Vino con su amigo Ricardo que también dibuja y planeó lo mismo para su floristería de diseño. Retocaron sus fotolitos autógrafos, prepararon tintas y me encargaron esta edición textil muy limitada que dará que hablar. Como siempre, tomé la licencia de plantear el paño como visillo, que da mucho juego de luz.